Cómo revisar los exámenes durante el Ramadán

Desde el viernes 26 de mayo hasta el sábado 24 de junio de este año, los musulmanes de todo el mundo observarán el Ramadán, un mes de ayuno y observancia religiosa. En este período, los musulmanes se quedan sin comida ni agua desde el amanecer hasta la puesta de sol, que puede ser de hasta 19 horas. Si esto ya suena como un desafío suficiente, es aún más difícil si eres un estudiante que está revisando y tomando exámenes en este momento.

Hacer malabares con las responsabilidades del Ramadán y tus estudios puede ser difícil, especialmente si no has tenido experiencia en esto antes. Aquí hay algunos consejos para asegurar que tu desempeño en los exámenes no se vea afectado.

Cuando comas, come bien

Durante el Ramadán, hay dos comidas: Suhur (pre-rápido, se come alrededor de las 2 de la mañana) e Iftar (cena, se come alrededor de las 9 de la noche). El Iftar, en particular, se vuelve extremadamente importante al revisar, ya que es la primera oportunidad de comer después de tener hambre todo el día. En estas circunstancias, puede tener la tentación de comer muchos alimentos fritos y pesados. Sin embargo, al hacerlo, se sentirá cansado y letárgico, lo que tendrá un efecto en su revisión.

Elija alimentos que aumenten su poder cerebral y le ayuden a revisar (hemos preparado una guía práctica aquí). También asegúrate de reponer los líquidos, ya que cuanto más agua bebas cada noche, mejor te sentirás al día siguiente.

Cambie su rutina de revisión diaria

Como tu rutina diaria está cambiando durante el Ramadán, es importante que también cambies los tiempos y las formas en que revisas. El día es ahora la mejor oportunidad para que te pongas al día con el sueño, mientras que el tiempo entre Iftar y Suhur es una gran oportunidad para revisar mientras sientes menos hambre. Obviamente, no hay una respuesta correcta para la forma en que usted estructura su tiempo, y puede tener responsabilidades adicionales que tomar en cuenta, pero lo importante es evitar sobrecargarse durante el día, cuando su cuerpo estará bajo el mayor estrés.

Además, vale la pena considerar formas alternativas de revisión. Durante el día, es posible que te cueste tener la disciplina mental para sentarte a leer un libro de texto o un largo diario o ensayo académicamente riguroso, así que trata de encontrar técnicas de revisión que sean más rápidas y fáciles de absorber. Las técnicas de revisión visual como las tarjetas o los carteles serán más fáciles de enfocar y memoriar mientras estás ayunando.

No exageres, ha descansos frecuentes.

Nadie puede repasar eficientemente durante horas, así que esperar poder hacerlo durante el Ramadán no es factible. Rompe tu revisión con descansos frecuentes que te ayuden a olvidar el hambre que tienes. Tampoco te quedes sentado en tu escritorio, estira las piernas y tómate un tiempo alejado de los libros y de la pantalla del ordenador. No sólo te sentirás mejor, sino que el cambio de escenario también ayudará a que el tiempo pase más rápido.

Si es posible, no revise solo

Hacer frente a los desafíos de la revisión durante el Ramadán puede ser mucho, mucho más fácil si tienes uno o dos amigos con los que trabajar en equipo. Formen un grupo de estudio, hablen entre ustedes regularmente sobre cómo van los estudios y ayúdense mutuamente a darse la motivación y el apoyo que pueden marcar la diferencia mientras se preparan para cada examen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable los propietarios legales de editorialcomplutense.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  contabo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.