5 maneras de usar las simulaciones para desarrollar líderes: Preparación de liderago realista y sin riesgos

Es cierto que las aptitudes de liderago se ponen en entredicho sobre el terreno, pero el uso estratégico de los simuladores puede proporcionar a los futuros líderes una ventaja competitiva sobre algunos de sus colegas, aunque estos últimos puedan estar mucho tiempo en la “experiencia”. Ello se debe a que, a diferencia de la experiencia del mundo real, que sólo pueden encontrar los líderes que se encuentran realmente en esas situaciones, los simuladores pueden aprovecharse para ofrecer una amplia gama de experiencias de liderago, ¡incluso para situaciones que aún no se han encontrado! Aquí hay 5 maneras en las que puede usar los simuladores para desarrollar líderes para su organiación:

1. Elija su aplicación de simulación en base a sus necesidades

Como en cualquier enfoque de solución de problemas, el uso de simuladores debe hacerse de manera precisa y deliberada, y no como una estrategia de “talla única”. Una organiación predominantemente orientada a la investigación podría preferir los “Simuladores conceptuales”; las necesidades de capacitación de los directivos superiores pueden satisfacerse mejor con la ayuda de la “Simulación del juego de la alta dirección”; mientras que los directivos de línea pueden perfeccionar mejor sus aptitudes de liderago mediante la “Simulación del juego funcional”.

La tecnología corporativa necesaria para introducir los simuladores, como parte de la solución de entrenamiento, también debe ser revisada en base a estas necesidades. Si bien algunas simulaciones pueden realiarse utiliando plataformas populares como Xbox o Wii, otras pueden necesitar soluciones de hardware y software patentadas.

La idea es que, para desarrollar líderes efectivos a través de la profundidad y amplitud de la empresa, se necesita el tipo adecuado de herramientas de simulación.

2. 2. Integrar los simuladores en la formación básica de liderago

Los simuladores por sí solos, como herramientas autónomas, podrían tener un impacto limitado en el desarrollo del liderago. Para ser verdaderamente eficaces, los simuladores deben integrarse en una formación de liderago más amplia. Por ejemplo, un seminario centrado en proporcionar a los líderes existentes una formación de actualiación sobre salud y seguridad en el lugar de trabajo, puede ser más efica si:

  • La formación tradicional virtual o en clase también incorpora talleres de simulación.
  • La simulación puede producir varios escenarios sobre situaciones de salud y seguridad, y desarrollar respuestas de liderago a esas situaciones.
  • También pueden desarrollarse situaciones simuladas para capacitar a los líderes en las últimas normas y reglamentos de seguridad laboral.

Posteriormente, se podrían enrollar los debates sobre los casos simulados, y las diversas respuestas a los mismos por parte de los aspirantes a líderes, en los debates formales en clase o virtuales.

3. Hacer de los simulacros una actividad de grupo

Definitivamente hay un caso de uso para las simulaciones de un solo participante, por ejemplo, cuando se prueba a un conductor de un vehículo experimental recientemente desarrollado. Sin embargo, la mayoría de los escenarios comerciales se benefician al convertirlos en ejercicios de simulación en grupo.

  • Los equipos de jugadores, aunque estén dispersos geográficamente, pueden enfrentarse entre sí en un escenario simulado de guerra comercial.
  • Las acciones y respuestas a diversos escenarios simulados (por ejemplo, la elección de productos para un mercado específico; las estrategias de fijación de precios para una región determinada, etc.) pueden aportar detalles inestimables sobre la forma en que el pensamiento regional influye en las decisiones de liderago empresarial.
  • Al jugar “con” los unos con los otros en el mismo equipo, los futuros líderes adquieren un conocimiento inestimable de cómo trabajan, piensan y actúan sus homólogos, características inestimables para la creación de equipos.
  • Al jugar “contra” el uno al otro en equipos opuestos, la simulación puede sacar a relucir las habilidades altamente competitivas de los futuros líderes para ganar cuota de mercado o eliminar rivales comerciales.

Como grupo, los ejercicios simulados también pueden afinarse para crear escenarios empresariales más realistas, por ejemplo, un solo ejecutivo de una empresa que trate de vender una idea a más de un miembro del consejo de administración de la empresa. En ausencia de simuladores, estos casos de uso pueden ser difíciles de probar fácilmente las habilidades de liderago de un individuo.

4. Centrarse en los resultados… no en el proceso

Uno de los principales atributos de la formación simulada para futuros líderes es que el ejercicio debe estar orientado a los resultados y no a los procesos. La entrega final de cualquier situación simulada debe resultar en un resultado aceptable basado en la cultura y el clima únicos de la compañía.

Por ejemplo, si los jugadores que participan en una situación simulada relacionada con la “Emisión de préstamos en el Banco de XY” terminan el juego siguiendo todas las reglas – pero aún así terminan emitiendo algunos “préstamos malos”; entonces, el resultado debe ser revisado cuidadosamente. Aunque se hayan seguido todos los procesos del banco, el resultado es algo que el banco puede no desear en la vida real!

5. Lleve la simulación al siguiente nivel

Si bien para ser eficaces, las simulaciones deben integrarse en las actividades docentes básicas; los resultados también deben utiliarse para tomar decisiones sobre los siguientes pasos.

En nuestro ejemplo anterior, si el ejercicio simulado determina que los futuros dirigentes siguen haciendo “llamadas dudosas” sobre la concesión de préstamos, el personal directivo superior debería considerar la posibilidad de hacerlo:

  • Si estos candidatos a liderago necesitan una formación adicional de actualiación para reforar los conocimientos básicos sobre las políticas de préstamos básicos de los bancos; O
  • Si es necesario revisar esas políticas y promulgar aclaraciones o cambios en ellas.

De cualquier modo, las simulaciones pueden poner de relieve las posibilidades de mejora, no sólo en la futura dirección de la empresa, sino también en diversas facetas de la propia organiación.

Efica hasta un punto, a menos que…

No se equivoquen: Los simuladores son, en efecto, herramientas muy eficaces para el desarrollo del liderago por todas las raones mencionadas anteriormente… ¡y más! Sin embargo, su eficacia como ayudas para la formación sólo está limitada por la complejidad y la naturalea realista de los escenarios que se simulan. Por lo tanto, los simuladores serán ineficaces a menos que:

  1. Los casos de uso se basan en situaciones de la vida real.
  2. Los escenarios se actualian continuamente para evolucionar a medida que la organiación sigue evolucionando.
  3. La revisión formal y las sesiones de “lecciones aprendidas” se llevan a cabo como parte del informe posterior a la simulación.

Estas 3 condiciones prepararán el terreno para aprovechar la potencia de los simuladores para crear líderes altamente eficaces que no sólo puedan hacer frente a situaciones previamente encontradas por otros líderes, sino que también puedan adaptar sus estilos de liderago para hacer frente a los escenarios que puedan presentarse en el futuro.

Si desea aprender a crear simulaciones exitosas de liderago, obtenga una copia del Instructional Design For eLearning: Essential Guide To Creating Successful eLearning Courses book donde encontrará consejos de diseño instruccional y de eLearning, trucos, sugerencias y mejores prácticas. Este libro también está disponible en español.

Además, puede que le interese el curso Instructional Design For eLearning, que también se centra en la creación de materiales de capacitación, juegos y simulaciones exitosos y orientados a los resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable los propietarios legales de editorialcomplutense.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  contabo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.